vaninasblog

En el lio de ser madre.

TRES SON COMPAÑÍA?

Una tarde mientras tomaba té con un amigo, bueno una infusión, ya que no puedo ingerir nada con teina, cafeína y derivados me dijo: “Sabes que el otro día mi amiga X  me dijo que no le hablaba a su hijo que va a cumplir 12 meses, eso seguro que no te pasa a ti que no te callas nunca… .”

Primero me quedé sorprendida como puede ser que alguien no sienta el impulso de hablar con el bebé, de comunicarse,  y todavía se extraña de que le dijeran  que no desarrollaba habilidades sociales!, pero pronto me asaltó una gran duda: sabré de qué hablar con mi pequeño?, le caeré bien?, me caerá bien?cómo será estar tantas horas con el mismo ser humano?, ya no volveremos a ser dos, mi sitio del sofá se reducirá, tendré que compartir mi tiempo, mis atenciones, mis tareas, mis mimos, ohh, qué dolor de cabeza!

Significan todos estos pensamientos que soy una egoísta?, qué no sirvo para ser madre?, es lícito sentir reticencia a renunciar a tu independencia? a esas tardes de grises domingos tumbada en el sofá con peli de fondo? a no cocinar  y que no pase nada? a dormir  hasta que me apetezca levantarme? a hacer planes improvisados?.

La gente me dice: “Sal, aprovecha ahora que puedes, vete al cine, al teatro, a cenar, a bailar, de compras, de viaje… .”pero cuándo voy  a hacer todo eso?, que este estado dura  solo 9 meses, y la mitad de ellas ni puedo ni me apetecen, que no tengo yo cuerpo!, y a mí favor diré que subí casi hasta arriba de “La Cola de Caballo”, cierto es que al otro día apenas podía moverme, pero mi barriga y yo nos sentimos muy orgullosas de la hazaña.

“Duerme que luego no podrás”, qué pretenden que acumule sueño para los próximos 25 años que pasaré sin pegar ojo?, no saben que no es acumulativo?, eso lo he  oído yo en algún documental!.  Además con mis nauseas, mis paseos nocturnos al baño, y mi tenedor( le llamo así porque en el juego de la silla me ha salido que será niño, y hasta que tenga nombre será tenedor) que cada vez está más grande  no sé que posición adoptar en la cama y  no aguanto mucho, así que estoy destinada a vivir despierta!.

Seré capaz de hacerlo?, en realidad no puede ser tan difícil hay millones de familias, algunas incluso numerosas, y parecen hasta felices. Al fin y al cabo solo tendré que renunciar a una parte de mi vida, una gran parte, una parte fundamental… pero quedará compensado con la satisfacción que obtendré en mi nuevo papel de madre…, no? Además cuando tenedor tenga 25, ó 30, o algo así y se vaya de casa, volveremos a ser dos, (eso si consigo que el amor dure tanto, pero ahora no puedo pararme a analizar ese punto) a lo que iba volveremos a ser dos, y quizás en ese momento  piense: Tres si que era compañía!.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “TRES SON COMPAÑÍA?

  1. Que sorpresa tan grande cuando te das cuenta de que a pesar de todos los cambios que se producen en tu vida ya no eres capaz de concebir ni un solo minuto, sin tu pequeño. Es un prolongación de ti misma con ente propio, por el que no vas a dejar de sufrir ni un segundo pero el cual te va aportar las mayores alegrías de tu existir.

    • Eso es cierto, dejas un montón de cosas de lado que a momentos echas de menos, pero después soy incapaz de dejar de pensar en él, estoy enganchada a ese pequeño ser, a su compañia,a su voz de dibujo animado, su risa contagiosa y mágica y a esos ojos negros grandes y brillantes que curan todos los males!!!

  2. Cuantas veces me dijeron las mismas cosas!. Y qué manera de asustar la verdad. Mi experiencia ha sido bien distinta de lo que muchos vaticinaban. Mi hijo es un dormilón de mucho cuidado, siempre tenemos de qué hablar (aunque hubo meses en los que hablaba yo sola) pero se que siempre escucha.
    Serás capaz de hacer todo y mas y sin que te pese. Al menos a mi no me pesa. Tu hijo es uno mas en tu hogar 😉
    Saludos

    • Todo la razón, al final siempre sabes de qué hablar, el mío duerme poco, pero habla por los codos, seguro que porque como tú, durante meses, me dediqué a hablarle, y él pobre solo podía escuchar, y lo hizo de maravilla.
      Ahora a seguir buscando el equilibrio, que no es fácil, y te aseguro que cuando él no está, mi casa parece vacía y demasiado silenciosa.
      Gracias por la visita y por el comentario.
      Un saludo

  3. Es tan difícil no hablarle a un bebé ¡imagina si es tuyo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: