vaninasblog

En el lio de ser madre.

HOY: LIBRO!

Cuando te conviertes en madre, al menos  en mi caso, renuncias a  hacer un sinfín de actividades por falta de tiempo, por incompatibilidad de horarios, por no tener canguros…, por que una cosa es  pedir a tus santos e inmejorables suegros que cuiden de su nieto del alma por trabajo, o por asistir al médico o alguna otra cosa importante y otra es decirles, aquí está vuestro nene que yo me voy al gimnasio, a baile, a yoga o a tomar un café con mis amigas, pues va a ser que no!, así que en casita y a  ejercer de mamá modelo….

Pero hay momentos en que una dice, hoy me lo tomo libre, voy a hacer algo que me apetezca, que me guste por el simple hecho de disfrutar, dicho así suena hasta egoísta, y es que en cierta manera te sientes un poco culpable. Culpable de dejar a tu hijo y a su padre un sábado por la noche solos mientras te vas de concierto, culpable por que las circunstancias que te rodean no son para estar de fiesta, culpable porque el dinero invertido en esa noche podría pagar asuntos de otra índole, culpable por sentirte culpable… .

Pese a esto después  de bañar a mi “tenedor”, dejar la cena organizada, y todo en orden, me decido a abandonar el dulce y cálido hogar para salir al mundo exterior.  Una vez en el recinto, acomodada en mi asiento, cosa nada fácil por qué entre sectores, filas , pisos, ni las propias azafatas saben cual es el tuyo, escribo un whatsapp para asegurarme que en casa están todos bien, con la confirmación recibida ya estoy preparada para el evento.

Y durante esas dos horas y media, salto, bailo, grito, canto y lo doy todo. Suelto toda la adrenalina acumulada, me sirve de catarsis, me dejo llevar por la música, por la energía que desprende todas las personas allí reunidas, mi mente  se concentra en ese instante , aunque cierto es, que a momentos me vienen flashback de mi vida pasada, se mezclan sentimientos de euforia y profunda pena, pero vuelvo al presente ,  y me abandono otra vez al ritmo de la guitarra, la batería, y las letras de las canciones… .

Es posible que un rato de desconexión sirva para cargar las pilas?, para motivarte para seguir adelante?, yo creo que sí, te recuerda que estás viva, que hay que continuar, que todo pasa y que la predisposición con la que se hacen las cosas determina su resultado.

Así que gracias Estopa por esa dosis extra de energía, gracias amiga por acompañarme siempre en lo bueno, pero sin faltar nunca en lo malo… .

Y lo mejor volver a casa, cansada, con una sonrisa en la cara, entrar de puntillas, asomarte a la cuna y ver a tu pequeño plácidamente dormido, después con el frío aún en el cuerpo acurrucarte en la cama abrazar  a tu otro amor y a descansar, preparada para empezar con fuerza una semana más.

Hoy lunes arrastro el sueño de dormir poco el fin de semana, puede que hasta me duelan algo las piernas y sigan un poco resentidas mis cuerdas vocales de tanto usarlas, pero valió la pena, para cuidar y apoyar al resto, hay de tanto en tanto que cuidarse a uno mismo…que como dicen los protagonistas de este post: “triste no valgo la pena”… .

http://www.youtube.com/watch?v=Eb4Bpu8f7Ec&feature=player_detailpage

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: