vaninasblog

En el lio de ser madre.

DECISIONES

Nos pasamos la vida tomando decisiones, algunas de ellas sin demasiada importancia, y otras transcendentales. Unas nos vienen impuestas y las hacemos nuestras supongo que para creer que de alguna manera tenemos el control de nuestra existencia y otras las meditamos, les damos vueltas y vueltas, algunas no queremos ni pensarlas  por si acaso nos arrepentimos, y otras sabemos que no son las adecuadas pero nos arriesgamos de todas formas.

Hay decisiones que marcan el rumbo de tu vida, quizás la primera de esta índole que tomé fue marcharme de Mallorca para venir a perseguir sueños a Madrid. Y la segunda tener un hijo.  El resto han ido configurando cual piezas de un puzzle partes de mi día a día, han cambiado mi trabajo, mis amigos, mi domicilio e incluso mis relaciones. Y aunque todas afectan de una u otra forma lo que eres o lo que podías haber sido, solo algunas te modifican por completo.

Incluso antes de estar embarazada presentía que esa iba a ser una de las grandes decisiones de mi vida: ser o no ser madre?, y una vez que te lanzas a ello, confesaré que  con muchas dudas en la mente, te planteas una gran variedad de cosas sobre las que decidir: cómo lo contamos, qué nombre le ponemos, en qué hospital es mejor dar a luz, le doy el pecho, lo cojo  cuando llore, lo cojo  aunque no llore, qué hacer con las horas de lactancia, lo llevo a la guardería (esta fue fácil, tuve una santa suegra que decidió cuidarlo), es necesario llevarlo a la guarde antes de que empiece el colegio? y  de ser así que centro elijo, uno público?  privado?…

Diré y creo que acerté cuando decidí darle el pecho, cogerlo cada vez que me apeteciera , comérmelo a besos, abrazarlo hasta el aburrimiento, descartar el método Estivil, dedicarle todo mi tiempo disponible y parte del que no tenía, y cuando ya había encontrado una especie de equilibrio llegó la pregunta: hasta cuándo dejar que disfrute de ser cuidado, mimado y querido por sus abuelos mientras su madre trabaja , eso sí , con  jornada reducida por aquello  de  poder decidir también algo en  la educación diaria del niño.

Ambos padres llegamos a la conclusión ayudados por la opinión sobre todo de la abuela y a mucho pesar del abuelo, que debía ir a la guarde por eso de socializarse antes de empezar el cole. Cómo no!, cuando decidimos ya se había acabado el plazo de las públicas y nos quedamos en lista de espera de la de un colegio concertado, centro que tiene enseñanza hasta bachillerato  y que  puede ser una elección acertada para  su futura educación.  Toda tu tranquilidad se esfuma cuando a pesar de haber conseguido una plaza para los dos años te dicen que te puedes quedar fuera para los tres.

Nunca pensé que la elección del colegio del niño iba a ser tan difícil, por que de repente sientes que de ello va a depender que el día de mañana no seas la protagonista de “Hermano mayor”, y más frustrante  es que no puedas enviar a tu hijo al centro que consideres oportuno, que los puntos de corte  te quiten el sueño, que hasta que salga las listas y veas el nombre de tu niño donde has elegido no descanses tranquila. Y qué hacer si se queda fuera? y si  no me gusta  dónde lo envían?  Es justo el nuevo sistema de puntuación?.

Ahhh, si decidir sobre nuestra propia vida cuesta y equivocarse pasa factura, decidir sobre otra persona, sobre cosas que le pueden afectar y marcar es aún peor…qué hacer si las decisiones que tomo para él no son las más adecuadas? Supongo que no tengo otro remedio, por qué por muy independiente y autónomo que quiera que sea, no le puedo hacer decidir con dos años, verdad?

Así que seguiré en vilo hasta que me toque solicitar la matrícula y tendré un nudo en el estómago hasta que salga el resultado y aún cuando este sea el que yo elegí, seguiré con una pequeña duda de que sea el correcto.  Y no me quedará más remedio que seguir tomando decisiones, esperando que en su mayoría sean acertadas.  Ahora voy a pensar en qué ponerme para el primer gran evento de las blogueras de Madresfera que a priori parece de las sencillas pero ante el espejo se puede complicar más de lo esperado, y es que el tema del vestuario es siempre una de las grandes decisiones de cada día!.

Animaros a venir:

http://www.madresfera.com/blog/evento-nos-vemos-las-caras-con-nonono-y-miss-cestas-personalizadas/

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “DECISIONES

  1. Pues decidas lo que decidas, estarás muy guapa 😉 y sobre todo lo harás muy bien porque lo haces por el bien de tu pequeño… Así que adelante! Y nos vemos el viernes!!!!

  2. Pingback: COLEGIO: esa gran y difícil elección « Peineta, pintxos y mi monillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: