vaninasblog

En el lio de ser madre.

Me lo dices…me lo creo?

Mientras acomodaba a tenedor en su silla del coche después de su dura jornada escolar, y dado que el sol brillaba con intensidad, le pregunté si quería ir al parque, y me dijo: “sí mama y me voy a portar fenomenal, no te vas a enfadar”…

Esta frase que puede sonar inocente, divertida y que por supuesto esbozó una sonrisa en mi rostro y ganas de comérmelo a besos, al instante me inquietó….no me estaré pasando en los mensajes que le doy?, cómo calan en su frágil personalidad todas aquellas palabras que le digo?

Siempre he tenido presente que todo aquello que nos dicen, y más si nos lo repiten en numerosas ocasiones acaba siendo una verdad para nuestra mente, e influyendo de manera alguna en nuestra personalidad, pero hasta que punto?…

Hablando con una amiga, me comentaba que las comparaciones continuas de sus padres entre las hermanas, lo que decían a amigos y vecinos de ellas en su presencia, las tiene grabadas en su cabeza y puede que hayan  modificado algunas percepciones de sí misma…

Yo también tengo la sensación de que hay cosas de mi propio carácter que han sido puestas ahí por repetición, que tengo en mi memoria frases, y adjetivos que han ayudado a que la balanza de mi personalidad se incline hacía un lado u otro.

Intento reforzar lo positivo  de tenedor y  que cambie aquellas actitudes que no son tan correctas, qué difícil educar!, cómo saber que estás trasmitiendo el mensaje adecuado?

El viernes como muchos niños trajo sus notas a casa, abrí el sobre con recelo, ya el trimestre pasado, me llevé una desilusión, todo aquello que decían de él, no concordaba con la realidad del hogar…en el cole no hablaba, ni apenas se relacionaba, cuando en casa no cesa de decir cosas, de jugar, reír, interactuar…tiene dos personalidades?…

Esta vez las notas se asemejan más al ser que yo conozco, ha demostrado parte sus conocimientos en clase, me han dicho que no es tan  dependiente de la profe y que juega y se relaciona mucho más con sus compañeros! Debo entonces respirar tranquila? Va mi niño por el buen camino?, es todo un  proceso por el  que algunos pasan más rápido y otros más lento?

Será entonces verdad que toda nuestra vida social se va a definir desde el principio?, que si nos cuesta ser el alma de la fiesta del aula, siempre estaremos relegados a ser aquel que está en una silla mientras todos bailan?

Qué lo niños callados con el tiempo se vuelven antipáticos?, tímidos?  Qué los nerviosos e inquietos serán unos estresados?, qué los que pegan, gritan y patalean, agravarán su carácter?…

Hay algo que podamos hacer para variar el rumbo  y enviar mensajes que ayuden a que eso que parece lo más evidente no tenga por qué ser lo que suceda?

Nos resignamos a que son así, y les colgamos etiquetas desde pequeños, o les damos el beneficio de la duda?, todo es susceptible de cambio!

Es cierto que parece que hay rasgos de nuestro carácter que ya se dejan ver desde muy pequeños, pero uno sabe como empieza pero no como acaba…., así que en cualquier momento podemos sufrir transformaciones…

Y no hay qué tomarlo al pie de la letra, pero si tener cierta delicadeza en aquellas palabras que escogemos, por qué aunque parezca que no, ellos las graban, las interiorizan , las repiten, las usan, les influyen y un día formarán parte de lo que son…

Una psicóloga decía que somos lo que hablamos, y quizás sea cierto…por si acaso cuidado con lo que decimos que puede que seamos así!!

 

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

8 pensamientos en “Me lo dices…me lo creo?

  1. Muy interesante, Nata. Y lo que sí que es cierto, es que las opiniones que vertimos delante de nuestros niños se quedan grabadas, jejeje, e influyen mucho en ellos. Hay que tener cuidado con el “mi niño es así o asá” porque les estamos marcando un camino, que en realidad no tendría que ser así.
    Un besito guapa

    • Estoy contigo, y a veces tenedor dice cosas que yo le repito, y me da algo de miedo, por qué puede que el no las asimile con la misma intención que yo las digo. En fin a tener precaución, si es que además lo oyen todo, hasta lo que no deberían, jejeje…un Besote

  2. paparracho en dijo:

    Interesantísima reflexión, Vaninas! La verdad es que desde que tenemos al guaje, siempre estamos rompiéndonos la cabeza sobre cómo puede influir en él cada cosa que decimos, cada norma que ponemos, cada cosa que hacemos… son dudas que nos complican la existencia.

    No queda otra que intentar ser lo más racional posible y cruzar los dedos deseando estar haciéndolo lo más correcto posible!

    • A mí me pasa lo mismo,me preocupa bastante lo que vaya asimilando, y lo que el entienda como “normal”.
      Ya, no nos queda otra que pensar que hacemos lo mejor, aunque a veces nos asalten las dudas, yo cuando me enfado, cuento hasta tres, para medir y elegir mis palabras, por qué a veces he escuchado a madres/padres decir auténticas barbaridades, y no quiero ser así!!

      Y aún sin estar enfadada como dices tú, al poner normas, al intentar explicarle las cosas, decirle lo que está bien, o no tan bien, es importante la elección de nuestro vocabulario!

      Joooo, que difícil!!!:)

  3. Tienes toda la razón, hay que tener un cuidado enorme con lo que se dice (y cómo se dice) delante de ellos.
    Se quedan con todo, son esponjitas.
    Nosotros intentamos poner cuidado en cómo les hablamos, o incluso cómo hablamos entre nosotros, pero claro, es inevitable que alguna cosa se nos escape.
    Nuestro esfuerzo total total es no decir tacos… buff.
    Besos guapa

    • Si, eso de los tacos, cuesta un montón, el otro día iba a decir : joder y finalmente: jolines…y como era de esperar se rió y lo repitió…como dices, auténticas esponjitas…. Qué peligro tienen!!
      Así que al final los que vamos a modificar las costumbres vamos a ser nosotros, jeje.
      Un besote guapi!!

  4. Tu Compi en dijo:

    Compi!! Como me alegro de que tenedor por fín empiece a ser en clase como en casa, que ya no dependa tanto de la profesora, que se relacione más con los compañeros, que hable…!! Y cuidadito con lo que se decide delante de los niños que lo absorben y lo repiten cuando menos te lo esperas! Un besote gordo!!

    • EHH, compi, qué alegría!!, Si por fín reflejan algo más la realidad, era algo frustrante, que no expresara nada de lo que sabía, en fin, poc a poc!!
      Y yo a medir las cosas, que este lo repite todo, y en cualquier momento me saca los colores!!

      Un besote y espero tenerte por aquí más a menudo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: