vaninasblog

En el lio de ser madre.

No es gris, ni negro, solo es, un día marrón.

Hay días negros, esos,  que quieres olvidar, que da miedo nombrarlos, que preferirías no haber vivido, que borrarías de tu vida…

Hay día grises, esos, en los  que,  algo que te pasa,  o te dicen, te hace estar triste, decaía…

Y hay días marrones….esos, que al levantarte, miras hacia la cama, y ves a tu energía, acurrucada debajo del edredón, y te observa como diciendo: “A mí, no me mires, hoy me quedo aquí”

Esos,  en los que ir a trabajar, supone un gran esfuerzo, y vas con un cosquilleo en el estómago, como niña asustadiza, el primer día de clase.

Esos,  en los que el sofá, una manta, y la mente en blanco, sería lo que necesitas.

Esos,  en que la inercia, te hace vagar de un lado al otro.

Días,  en los que te sientes insípida, floja, incluso antipática.

Esos,  que se hacen largos, interminables, tediosos, aburridos, monótonos, que todo te fastidia.

Esos,  en los que no te ha pasado nada, que te apene, y sin embargo te sientes: afligida, mustia, compungida, taciturna, e incluso llorona.

En los que la nostalgia te  invade, sin ser invitada.

Sientes el corazón oprimiendo tu pecho, el ruido te molesta, y comunicarte requiere un esfuerzo.

Esos,  en los que el pasado, te da una bofetada, el presente te pesa, y el futuro te asusta.

Esos días, en los que buscas un motivo para entender tu estado de ánimo, pero nada lo justifica, simplemente,¡ es así!

Esos, en los que piensas,  que si te vas de comprar, o te comes un trozo de pastel de chocolate, todo mejorará, pero no tienes ni ganas de hacerlo.

Esos, que aparecen sin avisar, de repente, te atrapan, te tiñen, te descolocan, y solo puedes esperar que pase, y te metes en la cama, deseando que al despertar, el día se vista de otro color.

Dedicado a todos los que  tenemos días marrones, que llevamos con la mayor dignidad posible, sabiendo,  que como una tormenta de verano, te pillan por sorpresa, te empapan, te destemplan, te desorienta, pero sabes,  que luego saldrá el sol, tu cuerpo recobrará el calor, y podrás proseguir tu camino.

Así, lo cantaba  ella, Luz:

“Un día tonto, de pronto, sin una razón
No es gris ni negro, es sólo marrón
El día en que se te pega al cuerpo el camisón
No es gris ni negro, es sólo marrón.”[….]

 

 

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

38 pensamientos en “No es gris, ni negro, solo es, un día marrón.

  1. Los días marrones son más habituales de lo que parece, pero luego lo olvidamos porque al menos no son grises o negros, ¿no?

  2. Bueno, bueno, esto me da a mi para contestarte, pero necesitaría otro post!!!! Si, no te ha pasado nada pero es que ni fuerzas ni ganas ni ná. Es más a mi nada me consuela, nada me ayuda y todo me aflige… Me siento rara, sencillamente, pero trato de hacer como decía Meredith Grey… si lo aguantas… se pasa.
    Muchos besitos!!!!!!!!!!!
    (qué identificada me siento niña)

    • Estoy contigo, hay que respirar y aguantar, porque normalmente al otro día se pasa, pero como cuesta digerirlo. Esa sensación de llorera, sin motivo, me mata, y como a tí…nada me consuela.
      Un achuchón, guárdalo para esos días, que aunque no consuele, tampoco viene mal, 😉
      Un enorme besote

  3. Pues nada que está claro que últimamente publicas justo en el momento en qeu yo respiro en la misma sintonía que tu, para mi tus úlitmos post son un diari abierto de mi corazón.

    Ayer lo vi marrón, pero marrón chocholate con toques de marrón caca pero ya sabes la vida es una palera de colores, que a veces el pintor no tiene opción de elegir, porque se acaba un bote de ellos ( que siempre suele ser el de la energia o el de la paciencia) y hasta que se vuelve a llenar pues pintas la vida un pono monocromática.

    Me despido con la esperanza que llegue pronto a mi vida la paleta de colores color pastel y algun que otro fluor.

    • Petita, te diré (entre tú y yo), que me inspiró, escribir este post, tu comentario y el de “Teresa”, porque esos días marrones te dejan teñida de arriba abajo, y cuando es uno, pues vale, pero una etapa, carga mucho.
      Así que, mientras no pasemos a gris, o negro, vamos resistiendo, y segura estoy que poco a poco los colores van a llegar, y te verás bien guapa en tonos pastel y de flúor rompedora.
      Vamos mi niña, a por ello!!!
      Qué bien, me vendría tenerte cerca, para un café terapia!
      Un enorme beso y gracias por estar ahí.

  4. Soy de extremos. Prefiero los negros. Los marrones son un cacao mental absoluto. Son como los Dementors de Harry Potter chupan la energía del alma.

    Mañana será otro día ¡ánimo Chispuncita!

    Un besote desmadroso

    • De acuerdo estoy, los marrones, son un rollo, tontos e inoperantes, no sirve, no sabes, y te desgastan, pero amiga, a mí, a veces, me acompañan.
      Mil gracias por estar ahí, eso siempre da color!!
      Un enorme beso.

  5. Yo también creo que existen días marrones, sí, y grises, y algunos que no sé ni de qué color son, pero también los hay azules claros, y amarillos pálidos… Y el sol y la luz ayudan a ello creo. Así que a ver si el invierno pasa ya y con un poco más de luz entra energía por la ventana y hace más fácil levantarse. Y mientras tanto, aquí estamos para que cuando una tenga el día más gris la que lo tiene más azul le pueda decir hola. Así que no dudes en compartir los días grises y marrones si te apetece, que “lo marrón si compartido es menos marrón” 🙂 Un beso de viernesssss!

    • Mil gracias por este comentario, me ha encantado, y desde luego, en días así, es bueno ver otros colores. Toda la razón, lo meses se visten de muchos colores, y menos mal, y si hay suerte, la mayoría suelen ser cálidos y llenos de luz, esos los que nos cargan de energía, para poder aguantar estoicamente, los de tonos más oscuros.
      Y desde luego la compañía ayuda, y mucho, y compartir y desahogarse más.
      Mil gracias, un enorme beso, y feliz fin de semana, 🙂

  6. urbanmon en dijo:

    Qué maravillosa canción y qué razón tiene Luz y tú; claro. Yo he comenzado el año con un mes marrón pero he decidido irle poniendo otros tonos que me iluminen más el día. Pintamos hoy un poco de rosa?

  7. Sabes yo creoq ue hay dias de todos los colores y eso me encanta, y sobre todo pensar que despues de la tempestad viene la calma, y sale el arcoiris, y sabes no me va a invadir el negro ni el gris ni el marron

    • Así me gusta, vamos a por los cálidos y alegres colores. Y cuando lleguen los más oscuros, pues a tirar, que a la vuelta de la esquina, aparece otro mejor.
      Un enorme besos, gracias por la visita, y a disfrutar del fin de semana, que si llueve, como dices, puede que luego salga el arco iris, 😉

  8. queBUENO!!!besosDEarcoiris!!!

  9. ¡Me encanta la sensibilidad que transmiten tus palabras! Describes a la perfección toda una gama de sensaciones y sentimientos que no a todo el mundo le resulta fácil poner sobre el papel (o mejor dicho, sobre la pantalla).

    Todos tenemos días marrones, desde luego, pero muchas veces pequeños gestos, una sonrisa de Tenedor, un abrazo, un simple “mamá”, hacen que… ZASSSS, pasen repentinamente de marrón a blancos porque él lo ilumina todo. Estoy segura de que eso también te ha pasado 😉

    Un besazo enorme

    • Mil gracias bonita, tú, ya has conseguido sacarme otro tono: rojo, ;).
      La verdad es que esos días llegan, y con Tenedor cerca, es más fácil, que vaya cambiando de color, y si no del todo, desde luego conforta mucho.
      Yo cuando estoy así, que a veces, es inevitable, intento no transmitírselo a él, y siempre tener una sonrisa en el bolsillo.
      Un enorme beso, encantada con tu visita.
      Espero que Duendecilla, lleve un buen invierno, y tus nuevas clases en el gym, un éxito. Como me das mucha envidia, estoy intentando hacer algo en casa con la WII, no es mucho, pero un principio, 🙂

  10. Maria José en dijo:

    Que bien los has descrito. Todos tenemos dias de estos….. espero que ya haya pasado. Un beso

    • Gracias hermosa, ya pasando!, pero se merecían una mención, porque son muy pesados!
      Y tú, ese ánimo para arriba, que todo llega, mientras intenta llevarlo lo mejor posible. Y no creas que nos olvidamos.
      Un besin

  11. Pues sí desde luego que estamos buenas, a mi estos me visitan a veces en el curro, como ayer, que vas tú con tu buena fe y te encuentras con que el día marrón te lo regalan otros, hay que joderse! En fin menos mal que luego cuando vuelves a casa el cielo se abre con la sonrisa y el cariño de tu gente.
    Ánimo con estos días, habrá que ponerles una sonrisa como sea.
    Besos

    • Sí,la verdad,es que nunca sabes cuando va a cambiar de color,y en ocasiones sólo cabe respirar,y dejar que pase.Y desde luego los peques,ayudan.
      Espero que no te estropeen el lunes.Ánimo
      Disfruta del finde.
      Un besin

  12. La verdad es que son una lata pero nos sirven para valorar los días blancos (o rositas, en un alarde de cursilería). Besotes!!!

  13. Mamamedusi en dijo:

    Si! Yo tb creo que hay muchos colores para estados de ánimo. Los días marrones ahí estan, y no pasa nada, hay que remontar y dejarlos pasar, que luego vendran días amarillos, verdes, rojos e incluso arcoíris!
    Ánimo para esos días marrones que pasan y hacen que el día siguiente tengan otra tonalidad.
    Un abrazo!

    • Así es, esos días vienen, se viven y se van. Y después, llegan los de otro color, así es la vida, como una paleta de pintor, y hay que intentar que la mayoría sean colores alegres!
      Te deseo una semana “pastel”, o como diría Peineta, incluso flúor, jejeje.
      Un besote guapa!

  14. Pues si maja, es verdad, y esos días son un tostón. Para mí son días en los que ni yo misma me aguanto, así que los demás…
    Pero bueno, afortunadamente tenemos una gama de colores inmensa y después de uno marrón, seguro que llega otro amarillo fiesta o verde esperanza.
    Un besazo guapa, siento no haber podido comentar hasta hoy!

    • Mil gracias bonita, y ni te disculpes, solo faltaba, je!!
      Tienes razón, esos días, una ni se aguanta, menos mal que como dices, pronto llegan otros colores, y borran la huella marrón!
      Son inevitables, sobre todo porque no te los esperas, llegan sin avisar y si motivo, pero se van de la misma manera.
      Te deseo una feliz semana, sin duda con un viernes especial,;)
      Un besote guapa

  15. Vanina, guapa, has descrito mi última semana. Y parece que esta se siente envidiosa y va por el mismo camino.
    La sobrellevaremos como mejor de pueda.

    Besotes!

  16. Hay que convertir esos días marrones en días azules, o amarillos o blancos!!!

  17. Otra entrada para aplaudir, y no esperaba menos al leer el título. No he podido leerla hasta ahora y me alegro no haberla dejado abandonada. Sé perfectamente a qué te refieres con esos días marrones, que por suerte son los menos. Sí es verdad que me quedaría en la cama acurrucada la mayoría de mañanas, o que me pasaría el día entero en el sofá más de una y de dos veces, pero por suerte hay obligaciones que nos hacen ponernos en pie y disfrutar después, hasta de un duro día.
    Y oye, gracias a estos días, apreciamos más el resto, los qeu salen soleados. Y hacen que brillen más.

    Hasta mañana 🙂

    • Mil gracias bonita, por leerme, comentarme y subirme el ánimo. Y toda la razón, tener días oscuros, te hace aprovechar y valorar el resto de los días.
      Y muchas veces, hasta somos capaces de darle la vuelta al día, y sino solo duran 24horas, 😉
      Así que a tirar, y mañana sea cual sea el color, seguro que acaba con uno pastel, o fluor, jejeje.
      Un besote

  18. Pingback: Agradeciendo cositas a la vida con “Thank you” de Dido | caperucitarojayunomas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: