vaninasblog

En el lio de ser madre.

Archivar en la categoría “Compras”

My world is pink

Estos cuatro últimos años, mi mundo se ha vestido de muchos colores, verde, azul, amarillo, naranja, marrón, , rojo (el favorito de Tenedor), pero me faltaba uno, que ahora gracias a la llegada de Cucharita a nuestras vidas, ha cobrado protagonismo: ¡el rosa!.
Nos hemos empapado de rosa, rosa alegre, rosa vida, rosa divertido, rosa fresco, rosa femenino, rosa vida, rosa dulce, rosa atrevido, rosa , rosa y más rosa.
Por eso, este ha sido el color, que he seleccionado para mi Bugaboo, un rosa con el que pasear con cucharita, por ciudad, monte, playa, sin que nada se nos resista…
Como de pequeña me encantaba jugar con los playmobils, he elegido que ellos me acompañen en mi moodboard, y entre todos, las he escogido a ellas, la de los cuentos de hadas, las que te hacen soñar con un final feliz, con historias mágicas, las que mantienen con vida la niña que llevo dentro, de hecho sigo coleccionándolas como podéis apreciar.

playmobil
Acompañado de unos dulces, mi otra perdición, y la suavidad de un peluche, porque para que tu mundo sea rosa, se necesita: amor, dulzura, imaginación, cuidar los pequeños detalles, disfrutar de los momentos que te regala la vida,  pintar de color los días que se presentan oscuros, no rendirse y creer que mañana puede ser mejor.

Aquí os dejo mi moodboard cargado de intenciones, magia y con ganas de que ese Bugaboo rosa, nos acompañe a cucharita y a mí en las aventuras que nos quedan por vivir:
#quieroserembajador #atodocolor

GetAttachment.aspx

Mi relación con las estrías.

Me gustaría decir que mis estrías son causa de  mi primer embarazo, del cambio de peso inevitable que se produce en ese periodo, del esfuerzo tremendo que hace la piel, estirando hasta el límite, y en ocasiones rompiéndose…pero no…estas, las mías, ya me acompañaban antes de que Tenedor,  llegara a  este mundo.

Vienen de tiempo atrás, de aquella adolescencia, donde el cuidado de la piel, no era una de mis prioridades, ese tiempo, en el que algunas perdimos las bonitas formas, para coger peso de más, peso,  que costó perder.   Época complicada donde  la báscula subía y bajaba sin control, y que por falta de información  o interés,   no traté mi piel como hubiera debido, para evitar que las estrías  asomaran su cara.

Cierto es, que ya con Tenedor, intenté cuidarme al máximo, con uso de cremas especializadas, sino para evitar tenerlas, al menos, para evitar que se acentuaran, o salieran nuevas.

Y ahora con Cucharita, he vuelto al ataque, y como si  estuvieran al tanto de  mis temores, recibí un correo de Bayer, para una charla sobre el cuidado de las estrías, y la dermatitis del pañal.

No pude resistirme ante tal oferta, me pareció más que apropiado e interesante, así que acudí,  a ver qué podía aprender, o qué trucos podrían ayudarme,  en la ardua tarea de luchar contra ellas.

Y si es  verdad,  que no siempre son inevitables, y que no hay cremas mágicas  e infalibles, si es cierto,  que no todos los productos son  iguales, ni ofrecen los mismos resultados, por lo que la elección del que vamos a usar, es fundamental.

La charla fue de la mano de Rosa Mª Plata Quintanilla, vicepresidenta de la Asociación de Matronas, muy amena,  que nos explicó porque se producen las estrías, y consejos para intentar evitarlas, el más importante: la prevención, además de contestar a todas nuestras dudas.

Debemos hidratar la piel con un producto especial, desde el inicio del embarazo, hasta unos meses después de dar a luz, haciendo hincapié en pecho, barriga, caderas y muslos, ya que las mujeres  somos más propensas a desarrollarlas en estas  partes, y más durante el embarazo.

La segunda parte de la charla, fue sobre la dermatitis del pañal, y trucos para evitarla, lo importante: elección del pañal, la colocación del mismo,  cambiarlos con frecuencia, y utilizar una crema barrera.

Tuvimos la posibilidad de conocer la cremas: Bepanthol de Bayer, y llevarnos unas muestras a casa.  Os diré que la anti estrías me está gustando, no puedo valorar su efectividad al 100%, ya que ya las tengo, pero con que no me salgan más, me daré por satisfecha, además su textura y sobre todo su olor, es mucho más agradable que otras que había usado.  En cuanto a la de la dermatitis, tengo que esperar a que nazca mi pequeña, para daros mi impresión.

imagesimages2

Además,  luego pudimos compartir experiencias y reflexiones con el resto de blogueras, y el equipo de Bayer, que fue de lo más atento con todas nosotras,  mientras disfrutábamos de un refrigerio.  Una tarde agradable y útil.

Negociando con el bikini: Skin Method

Yo no soy muy dada a apuntarme a promociones y pruebas de producto, supongo que por falta de tiempo, pero cuando vi en Madresfera la de Skin Method reafirmante no pude resistirme, era mi última oportunidad de acercamiento al bikini, un aliciente para conseguir resultados, para ver,  si conseguíamos una convivencia digna.

Así que me apunté, me tocó, y aquí estoy, unas semanas después de haber recibido el producto.

He probado dos:

1 Skin Method : cuidado corporal hidratante, y ahí van mis puntuaciones,  del uno al cinco, siendo este el más positivo.

Resultados : cuatro. Te deja la piel hidratada al instante, y la sensación es duradera

Formato adecuado para su uso: Tres y medio. El tipo de envase no te deja ver cuánto queda de producto y el sistema para sacar la crema, no me queda claro que aproveche todo el producto.

Aroma: cuatro. No tiene apenas olor, es bastante neutra, pero tira más hacía un olor medicinal.

Texturacinco. Es fácil de poner, y es cierto que absorbe rápido, lo que te permite vestirte después de su utilización.

Relación calidad/precio: cuatro. No estoy muy puesta en el mercado de las cremas, pero para ser de una calidad superior a las básicas del supermercado, me parece que tiene un precio asequible.

***La he utilizado por las mañanas antes de vestirme***

ARCH5145094e6da4b

2 Skin Method, reafirmante:

Resultados (firmeza y elasticidad): tres y medio. No sé si será correcto, porque tampoco llevo mucho usándola, y supongo,  que yo pretendo que la crema haga un par de clases de GAP por mí, y el resultado de intensas sesiones de abdominales, y eso no es muy real que digamos.

He echado de menos, un prospecto con ideas de utilización. Yo me la he puesto en abdomen, glúteos y pecho, y no he seguido,  porque entonces,  no me bastaba un frasco, jejeje…

Formato adecuado para su uso: tres y medio. Es de fácil manejo, pero como en el anterior, al ser oscuro, no controlas lo que te queda, y el sistema,  no me asegura que esté utilizando todo el producto hasta el fondo.

Aroma:  cuatro. Tiene un olor muy similar al anterior, casi neutro, pero con un deje medicinal.

Textura:  cuatro. Se extiende con facilidad y una vez puesta,  al cabo de unos segundos,  notas que tu cuerpo se enfría, algo parecido a cuando te pones una crema para dolores musculares.

Relación calidad/precio: cuatro. Creo que el precio es adecuado para el tipo de producto.

****La he utilizado todas las noches, después de la ducha***

ARCH514509709c944

Os dejo su link para que podáis echar un vistazo a sus productos, que creo que merece la pena:

http://www.skinmethod.com

Y os recuerdo que Skin Method ofrece un descuento  del 20% en su e-shop para todas las compras que añadan el código promocional MADRESFERA.  Es una oferta abierta tanto a blogueras, como a cualquiera de las que me leáis, y os apetezca darle una alegría a vuestra piel, que se merece que la cuidemos.

No puedo pedir que me deje la firmeza de mis veinte( creo que por aquel entonces, la tenía), pero una ayudita,  a finales de los 30 no está mal, y por intentarlo que no quede

Bikini, ¡allá vamos, que todavía me queda crema, y días!

 

¡La triste alegría de una lavadora!

La realidad,  puede ser inesperada, cruel y dura.  Y  hoy tengo que confesar, sin tapujos, sin camuflajes, sin eufemismos, sin distorsiones, que estoy feliz, porque tengo lavadora nueva.

Si, es así de crudo. Yo,  que reniego de los labores del hogar, que no soy de esas,  que están deseando llegar a casa, para hacerme la coleta alta, ponerme el chándal, las pantuflas y el delantal…aunque  a veces, me ponga algunas de esas cosas, o todas a la vez.

Yo,  que siempre he deseado,  ser la versión morena, de aquella brujita, que con mover la nariz lo tenía todo hecho. Yo,  que limpio y ordeno, a modo de supervivencia, pero no por gusto.  Y hoy, yo soy esa, esa,  que está feliz con su nueva adquisición, y me siento confusa, por  esta inexplicable satisfacción, con mi nuevo electrodoméstico. ¿Me estará  poseyendo, un espíritu marujil?

Todo empezó hace más de un año, cuando mi antigua lavadora, comenzó a hacer lo contrario de lo que se esperaba de ella, me manchaba la ropa. En coladas alternas, sin ningún orden, aparecían prendas con lamparones como de grasa. Al principio no le hice mucho caso, lo atribuí a  un hecho aislado, pero poco a poco se volvió habitual.

Veía como camisetas, sudaderas, etc…lucían estupendas manchas, y no tenía piedad, le daba igual que fuera nueva o vieja, o que yo le procesara un cariño especial a la prenda.

Un señor muy amable, después de cobrarme, más de 60€ por su visita, me dijo, que podría ser del suavizante, del uso del  lavado corto, o cualquier otra cosa, vamos eso y nada, pues  lo mismo.

Dejé de usar suavizante, programas cortos, probé todo tipo de  marcas de detergentes y en todas sus formas: líquido, en polvo, en pastilla, en bolsitas de plástico, etc.…y  aún así, manchaba cuando a ella,  le parecía bien.

Y tras conversaciones, y puntos de vista encontrados con el Don, nos decidimos a buscar lavadora.

Se abre el duro proceso, de investigar, comparar, ver, preguntar, y decidir.

Y una vez superado, ohhh, hay que sacar la lavadora, que está al fondo de la cocina, un mueble y un verdulero se interponen en nuestro camino.

Así que a vaciar el mueble, estante por estante, trasladar todo a otra habitación, incluido mueble y verdulero…y la casa, patas arriba…

La vieja, la hemos enviado al pueblo, esperando que estropee el menor número de ropa posible, y cuatro días después, llegó la nueva, reluciente, llena de promesas, de tipos de programas…

Y me abalancé sobre ella, sobre mi cesto de la ropa sucia, y la puse,  con una sonrisa de oreja a oreja, disfrutando de su casi imperceptible sonido, de su inexistente movimiento. Y hice hasta dos coladas, y mi grado de satisfacción aumentaba, nada manchado, solo,¡se respiraba limpieza!

¿Debo preocuparme? , ¿Qué será lo siguiente?, ¿Una sandwichera?, ohhh, eso ya lo he pedido,  para recuperar  las recetas que mi madre, me hacía de niña.

Estoy metida en un bucle, debo escapar, huir. Voy a focalizar mi mente en desear un traje de Armani, o unos zapatos de Jimmy Choo, antes de verme contenta, por lucir bata y pantuflas nuevas, del mercado de enfrente.

 

 

 

 

Buscando regalos: el día del Padre.

Hacer un regalo, es mucho más que comprar algo, es pensar en esa persona, en sus gustos, en las cosas que le hacen ilusión, en aquello que no se comprarían por sí mismas, pero que les encantaría tener.  Es ponerse en su lugar, estar atentos  a lo que expresan, a lo que llevan puesto, a sus aficiones, y con toda esa información,  ponernos a buscar algo que les haga felices.

Hay personas más fáciles que otras para regalar, porque son más abiertas, más transparentes, y es menos complicado intuir lo que les gusta, otras son más herméticas, y requiere un esfuerzo extra, dar con el regalo adecuado.

Yo disfruto mucho regalando, durante el año, voy recopilando información sobre los deseos, gustos y necesidades de las personas que me rodean, y cuando llega el momento de su cumpleaños, Navidad, o simplemente porque si, busco eso, que les haga sonreír.

Ahora, toca el día del Padre, Don,  es una persona poco caprichosa, rara vez pide cosas, por lo que tengo que estar muy atenta,  en  las conversaciones poco trascendentes,  por si se le escapa algo, que luego me ayude en la búsqueda. Este año, tengo mis ideas, pero no las voy a desvelar, porque me consta que me lee, pero os contaré años pasados, Tenedor solo tiene tres, así que mi lista es breve:

En una ocasión, le regalé una cata, en una buena Bodega, fuimos con unos amigos que también les gusta mucho el vino, fue una experiencia muy interesante, divertida, y además aprendimos mucho sobre el tema. Este tipo de regalos, en el que se realizan actividades o viajes, me parecen una excusa perfecta, para hacer cosas con nuestra pareja, porque a menudo, no encontramos ni tiempo ni el momento adecuado.

Otro año, como sé que esto de los videojuegos,  le gusta mucho, me decanté por ello, porque por sí mismo, nunca se decide.

Y otro fue ropa y unas zapatillas, que le gustaban, pero que no llegaba a comprárselas, acompañado de algún libro, que sé,  que siempre es bien recibido.

Cada padre, tiene un regalo hecho a su medida, dependiendo de su personalidad, por eso recomiendo que penséis, en  algo que ellos quieran,  por muy raro que nos parezca a nosotras.

Don me ha pedido una tarjeta gráfica para su ordenador, la verdad, no me parece algo muy “guay”, pero si le hace ilusión…es posible que él tampoco entienda,  por qué quiero otro par de zapatos más u otro bolso, con los que ya tengo…

Mucha suerte en la misión nada fácil de encontrar el  regalo adecuado, y aunque la intención es lo que cuenta, a todos nos gusta acertar.

Felicidades a todos esos papás, que muchas veces, se encuentran en un papel secundario, sin hacer ruido, pero son tan protagonistas como nosotras, en esto tan difícil,  de ser padres.

Navidad, ¿dulce Navidad?

He de confesar que como en toda relación, no siempre me he llevado bien con la Navidad.

Hemos tenido nuestra época de crisis, de distanciamiento, de desilusión, de no entendernos…

Al principio, todo era ilusión, nos encantaba estar juntas, disfrutaba cada día a su lado: las luces, los colores, los adornos, los turrones ( por aquella época,¿ quién iba a contar calorías?). Los regalos, las uvas, las reuniones con los amigos, la familia, acostarse tarde, comerse las sobras al día siguiente..

De hecho hasta descubrí nuevos amigos: en mi casa la costumbre era celebrar Papá Noel. Él era,  quien subido a su trineo, nos traía los regalos. Pero cual nuestra sorpresa, cuando al llegar a España, empezamos a oír hablar de unos señores, los Reyes Magos, que subidos a sus camellos, si dejabas un zapato, agua y algo de hierba , te despertabas y también había regalo.

Al principio, creo que no se dieron cuenta que estábamos aquí, pero en cuento nos instalamos definitivamente,  encontraron nuestra dirección, y ya , en caso de haber sido buenos, y tras la carta oportuna,  fueron dejando sus presentes, ¡qué emoción!…apenas podía dormir…creo que nunca, he madrugado con tanto gusto,  como en aquellos años…Y por más que busqué, nunca encontré rastro de la hierba en mi casa…

Luego, llegó la adolescencia, la mayoría de edad, época difícil para cualquier tipo de relación, ya perdimos algo de chispa, no nos apetecía mucho estar juntas, incluso algo de indiferencia, aún así, ambas,  pusimos de nuestra parte, para intentar seguir unidas.

Cuando me trasladé a Madrid, nuestra relación se enfrió, se volvió nostálgica y triste…ya no podía estar cerca de los míos, así que la distancia,  hizo que las luces no brillaran, que  los regalos no llenaran el vacio, que las cenas no supieran a nada…

Entendí aquello de: ¡vuelve a casa por Navidad!, y esos encuentros escasos, y fugaces, se volvieron intensos y mágicos…pero eran tan breves…

Así,  en estos 12 años hemos tenidos nuestros más y nuestros menos, hemos disfrutado al vernos, echado de menos cuando no se podía, e incluso no querer celebrarlo por estar lejos.

Pero desde que nació Tenedor, todo ha cambiado, hemos hablado, hemos arreglado nuestras diferencias, reavivado aquello que sentíamos,  cuando empezamos, cuando era niña.

Las luces, y los adornos han vuelto a casa, volvemos a sonreír, a disfrutar de nuestro momento, a  montar el Belén, el árbol con sus adornos (como lo hacía mi madre, año tras año, independientemente de nuestro humor), a pensar en un menú, y recuperar,  la ilusión de compartir una velada con los míos. Quiero contagiar a mi pequeño, el espíritu de la Navidad.

Hace dos años, me permití el lujo,  de irme un fin de semana, para reconciliarnos del todo, y viajé a Colonia, a ver mercadillos Navideños, volví más enamorada que nunca, todo me resultó precioso, y divertido, a pesar del frío.

Así que,  volvemos a ser una pareja bien avenida, ya he encargado todos los regalos, y como hemos sido buenos, creo que llegarán a sus destinatarios.

Y para finalizar,  os dejo unas fotos de cómo han quedado los adornos, que ya es costumbre,  montarlo en el puente.

Playmobils y Navidad,  una gran combinación, desde que lo descubrí no puedo parar…

Empecé tímidamente, con el Belén y los Reyes Magos:

DSC_0092Primero me compré la versión en cartón, pero el año pasado,  la cambié por esta, que es de plástico y se enciende el farolillo.

DSC_0090Y detalle de Sus Majestades, que durante tantos años me han hecho soñar, y han cumplido muchos de mis deseos.

DSC_0089Después empecé con la zona Santa Claus, como hace dos años no se encontraban en Madrid, los compré en Alemania, y para amortizar gastos de envío me traje: la casa de Santa, el salón de una casa con un árbol que se enciende(me enamora), y un mercadillo Navideño, un delicia…en un futuro quiero el carrusel, aunque sé, que no tengo más espacio.

DSC_0081Y ahora unas fotos ,de las tres zonas que componen la maqueta, primero la casa:

DSC_0083

La casa de Santa, con el trineo listo para partir, mientras Papá Noel, revisa las cartas de los niños (el sello funciona de verdad, ¡es genial!).

DSC_0084Y por último el mercadillo, le he ido comprando figuras, para que estuviera más concurrido.

DSC_0085Como mi casa es pequeña, el año pasado, decidí,  recuperar el árbol de pared de mi madre. Viajó directo desde mi Isla, para alumbrar ahora a Tenedor. Se lo ha pasado genial poniendo los adornos, por el momento de fieltro.

DSC_0095

   ¡NAVIDAD, AHORA SÍ, DULCE  NAVIDAD!

¡Los tres añazos, una tarde en Jurassic Park!

Curiosa la relatividad del tiempo, normalmente los días se me hacen largos, la jornada de trabajo eterna…. No veo el momento de que den las nueve de la noche, incluso un poco antes, para que Tenedor descanse  y yo recupere mi delantal de Cenicienta, me ponga con las cosas de la casa, la comida del día siguiente, y encuentre un momento para descansar y desconectar de la jornada.

Y  a su vez, las horas se hacen cortas, y se me acumulan las tareas, por lo que en el cómputo total, el  tiempo pasa demasiado rápido. Hace apenas tres años, no tenía intención de ser madre.

Pero el caso,  es que hace tres años por primera vez, tuve a Tenedor entre mis brazos, diminuto, arrugado, indefenso, perfecto, con todas sus piezas, todo ternura.

Y yo, una madre primeriza, asustada, con un gran camino por recorrer, con mucho que aprender. Cada día un nuevo reto, un nuevo descubrimiento, dudas que llegan, otras que se disipan, y sin saber muy bien como, aquí estoy celebrando sus tres “añazos”, como él dice.

Como ya os he contado, lo de celebrar cumpleaños siempre me ha gustado, mi madre cuidaba hasta el último detalle, ponía todo de su parte y más, para que todo saliera perfecto. Yo he heredado ese espíritu, por ver está, si estoy a la altura de su legado.

Cuando Tenedor cumplió un año, Pocoyo, invadió nuestro salón, a los dos,  fue el turno de Cars, y todos sus protagonistas.

Este año, después de mucho pensar, y dado, su interés repentino por los Dinosaurios, he decidido, que podía ser un buen tema.  Mi sorpresa fue, que a pesar de estar de moda, gracias a los dibujos del “DINO TREN”, (por cierto, que me parecen muy educativos, yo he aprendido más de estos animales prehistóricos, que en mis anteriores 36 años, reconozco más de 5 especies, de hecho, mi hijo conoce muchas más que yo, y se permite el lujo de corregirme, ¡está claro que mis neuronas, no están en forma!), no  encontraba nada para decorar fiestas infantiles.

Así que,  Don al rescate, teclado en mano, se puso a investigar y entre el uno y el otro, más él que yo, (evidentemente), hemos ido trayendo los diferentes elementos decorativos, de distintas partes del mundo.

Con mucho cariño, y dedicación, y gracias a mi suegra que me ha dejado la casa, (en mi salón, no caben ni los huevos del dinosaurio), este ha sido el resultado:

Gracias  a mi compi “ Estrellita”, por hacer  la tarta, yo hice lo fácil: ¡decorarla!, estaba muy rica y no sobraron ni las migas…¡esa tres chocolates de “velocidad cuchara,” es irresistible!

A mi caótica por la guirnalda, esta chica es una artista con las manualidades, además de un encanto de persona.

A todos los que pasasteis la tarde en Jurassic  Park, poniendo lo que de verdad importa en estos eventos: la compañía. Porque Tenedor disfrutó mucho, y creo que el resto de peques también, porque teneros cerca, siempre es motivo de celebración.

A toda la familia, los de aquí, y los que cogieron un avión, para ver a su sobrino crecer un poco más, y lo convirtieron en “caballero”.

A los que estabais presentes,  a pesar de que la distancia nos separara  y  a todos aquellos que le felicitasteis.

En fin, gracias, porque ha sido una tarde muy especial, una más para el baúl de los recuerdos.

Tres añazos de emociones, de sentimientos encontrados, de verlo crecer paso a paso. Ser testigo de  la evolución de un ser humano, es una experiencia  fascinante.

Y poder observar  esos inmensos ojos negros, llenos de vida, de brillo, poder recrearme en su sonrisa, contemplarlo mientras duerme, sentir el calor de sus abrazos, el tacto de sus pequeñas manos sujetando la mías, escuchar su tierna voz, reírme con sus pensamientos, disfrutar de su compañía, oír mamá  y que el mundo se detenga, eso, es un regalo único, que compensa, todo el resto del lote que es ser madre.

Felicidades mi niño, porque ya eres un niño, atrás quedó esa etapa de bebé, y nuevas aventuras nos esperan, ahora toca: ¡Ser caballero con esmero!

(Le gustan los dibujos, no lo puede evitar, ni yo se lo prohíbo, siempre en su justa medida,¡ o eso intento!)

Al sur con:¡ Madresfera y CoSfera!

Estaba yo tirada en el sofá, tarde, cansada, y con ganas de hacer algo distinto, de pasar un fin de semana diferente. Y de repente me dije a mí misma: ¡Vámonos para el sur!

Es una parte de España, que conozco a cuenta gotas, no por nada especial, más bien falta de ocasión. Hace mucho tiempo que me apetecía visitar Córdoba, sobre todo desde que leo y sigo el blog de : Bienvenidos a Lilliput. Y qué mejor momento para ir, que cuando Madresfera, celebra un evento allí. La excusa perfecta para la escapada.

Una vez encontrado sitio para dormir y canguro, mi salvadora suegra,  todo preparado para esta aventura  de escasas 48 horas.

Sábado a las cinco de la madrugada, suena el despertador, pero hoy, aunque irremediablemente con sueño, nos levantamos contentos, bajamos la maleta, arrancamos motores y carretera A-4, destino: Córdoba.

Tres horas y media, minuto arriba, abajo, nos adentramos en la ciudad, en busca del lugar donde estamos citados:  CoSfera coworking, C/ Poeta Paredes, 25.

Un marco perfecto para reunirse, con unas vistas maravillosas, y todo preparado para empezar. Nos dieron unas acreditaciones muy modernas, como una tarjeta de crédito, que pasabas por un escáner y avisaba, que ya estabas allí, en  tus redes sociales, y podías hacerte fotos que subían inmediatamente a la red. Todo un descubrimiento, que fue el deleite de grandes y pequeños, y dio como fruto una extensa galería fotográfica, de lo que allí pasaba.

Una vez presentado CoSfera y Madresdera, fue el turno de los diferentes exponentes, paralelo a esto, Entre- Culturas, se llevó a los más pequeños a un Taller de Iniciación a la Música, que fue un gran éxito, ya que los padres  allí presentes, se olvidaron de ellos, síntoma de que se lo estaban pasando en grande.

http://www.entre-culturas.com/

El primer turno fue para: Camino Escolar Córdoba, una iniciativa para recuperar el espacio público para los más pequeños, impulsar un recorrido hacía los colegios más seguros para conseguir dejar el coche en casa, e ir caminando, en  bici, y disfrutar del camino hasta el centro Escolar. Apuesta por una ciudad,  donde los niños puedan jugar en la calle. Una gran iniciativa, difícil, pero muy interesante.

http://www.caminoescolarcordoba.com/

Llegó el momento de la pausa y el desayuno: zumo, café, batidos, galletas y mucha bollería rica, gracias a :” Panaderia Artesana Villarrubia”, y a “Un mundo de Sabores”.

Aparecieron los niños, momento de fotos, compartir impresiones, llenar el estómago, y con fuerzas, continuar.

Los niños volvieron a sus talleres y nosotros a lo nuestro:

Ahora el turno de Lanoa Hadmade,  unos de mis favoritos, Rocío, de Caperucita Roja, fue la encargada de contarnos este arriesgado y completo proyecto de Diana, de Desaforando, una plataforma donde los artesanos exponen sus creaciones, para que nosotros podamos comprar. Además, se realizan talleres, participan en eventos. Una visita obligada, tiene cosas muy bonitas con el valor añadido, de estar hechas a mano.

http://www.lanoa.com/tienda/

Y por último, pero no por ello menos importante, le dieron la vez a : Un mundo de sabores, dos estupendas y majísimas madres, que nos contaron su proyecto de supervivencia: hacer galletas y tartas personalizadas. Nos enseñaron fotos de sus creaciones, preciosas, y además muy buenas, eso pudimos comprobarlo. No puedo pasar enlace, porque en estos momentos está en creación , como la intención, de abrir en  breve, una tienda física donde poder vender  y realizar talleres. Les deseo que avancen con éxito en su proyecto.

Para cerrar esta estupenda jornada, sorteo de la mano de Lanoa: una agenda y cinco de sus estupendas bolsas. Y he aquí, lo bueno de conseguir que tu pareja te acompañe al evento, tiene la suerte del principiante, le toca bolsa, y yo a disfrutarla. Gracias amore, por tu apoyo!.

Y ya solo quedaba recoger el chiringuito, y una, que es privilegiada, tuvo la oportunidad de  disfrutar de una comida, postevento con:

La creadora de Madresfera, Pili Manrique, CoSfera, Caperucitay1mas, y nuestros respectivos acompañantes 1.0. Una comida de lo más divertida, comentando y aprendiendo los unos de los otros. Intercambiando  trucos, secretos, hablando del mundo, sus fallos, lo niños, ect.

Después caperucita volvió a su tierra, y los miembros de Cosfera  hicieron de guías de lujo, y tocó disfrutar de Córdoba, del barrio de la Judería, el Alcazar, la Mezquita, sus calles llenas de detalles, las flores, el ambiente.

De compartir cañas, tapas, historia de la ciudad, de nuestras vidas, risas, y se hizo la noche.  El cansancio y la responsabilidad se apoderó de los allí presentes y cada uno se fue a descansar, acompañados de la música de la procesión, hoy, por San Rafael, guardián de la ciudad. ¡Lo que una aprende, cuando una sale de  casa!.

Llegamos al hostal: Hostal Alcazar, estupendamente situado, pero una habitación muy justa, justa de verdad, hasta la sábana, que apenas cubría el colchón. Daba un  poco de miedo, así que, para no ser nada fan de Halloween, pasé mi propia noche del terror.

Domingo,  último paseo: la muralla, seguir descubriendo rinconcitos, Mezquita por dentro(impresionante), compra de algún detallito, y despedida con un pincho de tortilla y una caña de “SANTOS”, sentados en  la puerta del» Patio de los Naranjos». Últimas risas, charlas y un hasta luego.

Un placer compartir ese post evento con Madresfera y cómo no, con  los integrantes de CoSfera, gracias pareja, por tratarnos tan bien, dedicarnos vuestro tiempo y hacernos disfrutar de vuestra ciudad.  Esperamos volver pronto.

Os deseamos a todos los emprendedores, responsables de este evento, que vuestros proyectos y sueños no paren de crecer.

POR QUÉ?…PORQUE ME GUSTA..DE COMPRAS

Para todas aquella que estáis embarazadas, qué estáis pensando en tener un bebé…o dos.., qué no sabéis qué comer, qué poneros, como sentaros, como dormir…qué comprar…

Para todas aquellas que la cabeza os echa humo, que las dudas os asaltan, que tenéis que pensar en tantas cosas, que no sois capaces de ordenar vuestras ideas…

Porque estar embarazada, es mucho más que esperar que nazca tu hijo, son cambios, decisiones, preguntas, más preguntas, respuestas…algunas incluso contradictorias, ..ya sabes según a quién preguntes..Así te responderá….

Porque cada mujer, tiene su historia, su experiencia, sus dolores, sus náuseas, su cansancio, sus momentos de desesperación, de soledad,  sus noches de insomnio, porque cada una piensa que está haciendo lo mejor que sabe, porque cada una toma las decisiones según su criterio, según su visión de  la vida…

Porque no hay, una sola forma correcta de hacer las cosas, porque lo que funciona a una, la va mal a otra…Porque lo importante es el amor que pongamos, la intención de nuestros actos…

Porque nuestros hijos nos cambian, nos alteran, sacan lo mejor y lo peor de nosotras misma, porque reímos y lloramos con ellos…porque educar es realmente difícil, y saber si lo hace bien, todavía más…

Porque somos humanas, e incluso débiles, pero nos cuesta admitirlo, porque siempre creemos que podemos con todo, y con un poco más.. porque nos merecemos mimos, abrazos, llevar la ropa limpia, un rato de relax, incluso una noche de chicas…

Porque además de ser mamás, trabajamos, limpiamos, cocinamos, jugamos con los peques, sacamos tiempo para ir a talleres, participar en sorteos, en anti-concursos, porque buscamos nuestro lado más trendy, aunque algunas no lo encontremos…porque reproducimos las horas del día, y porque  hoy me apetece, os voy a presentar una silla de paseo de Inglesina Avio…

Y os preguntaréis por qué??, pues porque me ha gustado, me ha recordado a esas tardes, y más tardes buscando con Don, la silla más adecuada para Tenedor, porque me ha parecido práctica, a la vez que bonita, porque sus prestaciones hablan por sí solas:

Avio es un cochecito de paseo de nueva generación.
En la vanguardia del diseño, de líneas limpias y ligeras, alto rendimiento sobre distintos tipos de suelo y un plegado compacto. Son las características que lo convierten en el cochecito ideal para la vida en la ciudad.
Totalmente configurable, puede ser equipado con una amplia gama de accesorios opcionales.

De serie incluye:
– Chasis con manillar y ruedas
– Capota y barrera
– Cesta inferior
– Portabebidas
– Burbuja transparente para la lluvia
– Anclaje para capazo (el capazo es opcional)

Accesorios disponibles opcionalmente:
– Bolso coordinado
– Capazo coordinado
– Saquito cubrepiés coordinado
– Bolsa de transporte
– Adaptadores para portabebés Britax / Römer
– Adaptadores para portabebés Maxi-Cosi
– Adaptadores para portabebés Graco
– Mosquitera
– Burbuja transparente para el capazo

Características como silla de paseo:
– tecnología de uniones sin remache, limpia y elegante
– plegado paraguas con una sola mano y un solo movimiento, patente de Inglesina
– manillar unido para facilitar la maniobrabilidad con una sola mano.
– mecanismo pivotante en manillar para mejorar la estabilidad y facilidad el cierre y la apertura.
– Ruedas delanteras pivotantes con dirección bloqueable automáticamente
– Ruedas traseras con amortiguación y rodamientos a bolas para una máxima suavidad de desplazamiento.
– Frenos activos con control centralizado
– Espaciosa cesta portaobjetos homologada hasta los 3Kg de peso.
– Porta bebidas integrado en el chasis
– arnés de seguridad ajustable de 5 puntos
– arnés de entrepierna ajustable
– asiento acolchado con respaldo
– protectores acolchados para el arnés
– respaldo reclinable hasta los 170º, mediante mando centralizado
– barrera y reposapiernas recubiertos en tejido técnico impermeable resistente y de facil limpieza
– Reposapiés ajustable en tres alturas (en su posición más alta sirve de estabilizador para el capazo)
– Capota y barra delantera desmontables.
– Ventana transparente en la capota que permite mantener al bebé a la vista durante el paseo.
– reflectantes en la capota para su visibilidad de noche.
– visera para mayor protección del sol
– Asiento y capota totalmente desmontables y lavables a mano a 30º

Pesos y dimensiones:

abierto: 109cm x 87cm x 50cm (alto x largo x ancho)
cerrado: 101cm x 48cm x 32cm (alto x largo x ancho)
pesos: 9,5 Kg (con asiento y capota)
10,2 Kg (con capazo)

Porque me encantaría tener una silla, así para mi pequeño, y quizás os ayude a disipar alguna de esas dudas que os asaltan…y porque si me toca puede ser una señal, de que necesitemos añadir una “cuchara” a nuestro hogar…..

Espero que os sirva de guía, y si tenéis dudas, genial, eso que a pesar de estar embarazas, estar buscando a vuestro hijo, o ser, ya madres…la cabeza sigue funcionando…y eso en determinados momentos, es todo un triunfo…

De compras: Lanoa Handmade

Siempre he admirado el talento de las personas, sea para lo que sea: música, interpretación, manualidades, diseño, escritura…por que están llenas de grandes y pequeñas sorpresas que enriquecen  mi mundo, y sobre todo por que son fuente de inspiración y nunca dejas de aprender a su lado.

Darte cuenta de que hay  personas valientes que se atreven a salir al mundo y decir: Este soy yo, y esto es lo que hago!, es una grata sensación, saber que están buscando su lugar, luchando por hacerse un hueco, por dar a conocer lo que hacen, y que además es bueno, es genial…Desde que estoy en Madresfera  tengo la suerte de descubrir  personas e iniciativas realmente interesantes, y que de otra manera quizás nunca los hubiera encontrado.

Así que el talento está ahí fuera, esperando que alguien lo descubra, estamos tan acostumbrados a ir a lo fácil, a los centros comerciales, a las tiendas habituales, que no dedicamos tiempo a buscar alternativas diferentes y originales…es posible que no le demos el valor que se merecen?, qué la marca de aquello que adquirimos tenga más peso que el artículo en sí?…que pensemos que las etiquetas que nos visten nos dan una categoría por sí mismas?

No voy a decir que no soy de marcas, que paso de ello, porque  sería una mentira. Reconozco que hay firmas que me gustan, (no voy a entrar a hacer publicidad) y que cuando puedo me compro sus artículos, y los luzco con alegría pero también siento debilidad por  descubrir diseños nuevos,  lo artesanal, me pierde!

Hace poco una de esas valientes nos enseñó su proyecto, a ver que os parece, una imagen vale más que mis palabras:  http://www.lanoa.com/es/main

No es una monada?

Para decorar con color cualquier estancia!

También para decorar nuestro pelo!

Un toque chic para la oficina!

Para los peques también tienen un montón de cositas!

Y una gran variedad  de complementos, como este broche, no sabrás cuál elegir!

Os recomiendo que le dediquéis un ratito, tienen cosas muy bonitas y además están hechas por ellos mismos, todo un valor añadido!

Y a los que tengáis algo que decir, hacer, compartir, sea de la índole que sea, a por ello, ya lo dije en un post anterior y no quiero repetirme demasiado, pero hay que potenciar aquello que tenemos dentro, intentar que no se nos marchiten los sueños y echarlos “pa” fuera!!(Suena a canción)

Así que ranita, a compartir tu talento tuneando muñecos, todos tenemos algo que ofrecer a los demás, todos aprendemos de todos, y eso nos hace grandes…

Y no tiene por qué ser a modo de grandes ideas, iniciativas empresariales, basta con compartir un pastel hecho especialmente para alguien, una cena original con un toque personal, en cada detalle se puede encontrar algo especial y único…solo hay que poner la intención!

A mí me encantaría se más habilidosa, pero las manualidades nunca se me dieron bien, es posible que yo misma me haya repetido eso tantas veces que me esté cerrando una puerta?, cuántas nos cerramos de la misma manera? Puede que lo fundamental sea tener las ganas, y que  el resultado mejora con los intentos?

Nos ponemos tantas barreras que nos olvidamos de la capacidad que tenemos para saltar, esquivarlas,  pasar por debajo e  incluso derribarlas…

Las circunstancias que nos rodean, ya nos limitan  en muchos sentidos, así que para que ponernos nosotros mismo más?, la diferencia entre los que triunfan y los que fracasan estará en su capacidad de esquivar obstáculos? Es cierto que otros factores ayudan a los logros,  pero lo que es seguro es que las excusas frenan: Suerte a todos!!

 

 

 

Navegador de artículos