vaninasblog

En el lio de ser madre.

Archivo para la etiqueta “Un hogar ordenado con hijos”

Un parásito llamado…

Al principio era casi imperceptible, apenas notaba nada, tal vez, una extraña sensación, sin saber identificar cuál era el origen.

Poco a poco ha ido creciendo, tomando forma, ganando terreno. Ha sido lento pero constante, sigilosamente ha echado raíces.

Y cuando he sido consciente de su presencia, ya era demasiado tarde, sin dificultad había avanzado, se había instalado. Instalado en mi casa, en mi vida, en mi propio ser.
Se ha hecho con el poder, me maneja a su antojo, marca las pautas, los tiempos, y sin darme cuenta, obedezco a todos sus caprichos.

He perdido el dominio, la capacidad de decisión, es él, quién dictamina, cuándo, cómo y qué, y yo no puedo más que acatar sus órdenes.

Asumir que he perdido la batalla, que le he dejado alojarse en mi hogar, tomar el mando, vagar a su libre albedrío por nuestra casa, sin oponer resistencia.

Tengo que admitir, que el descontrol se ha apoderado de mi existencia, de mi humilde morada, de mí día a día, y en vano lucho contra él, porque es más fuerte, más preparado, más perseverante que yo.

Aún así, me resisto a conformarme, sé que en algún momento, cuando baje la guardia, cuando se haya confiado en exceso, yo respiraré hondo, me armaré de valor, lo retaré y volveré a asumir las riendas de mi conducta.

Seré yo quien vuelva a marcar las pautas, los ritmos. Seré yo quien tome las decisiones, quien elija, quien mande.

Algún día, de algún mes, de un año indefinido, el control volverá a reinar, y el caos en el que me veo envuelta se disipará, y dará paso a una etapa de orden, sosiego y armonía…

Algún día, mientras tanto, bailaré al son del descontrol, intentado sobrevivir en el intento de seguir sus pasos.

Navegador de artículos